Calentamiento antes de salir a correr

0

Realizar ejercicios de calentamiento antes de correr resulta fundamental para evitar lesiones en el running y preparar nuestro cuerpo para la actividad. Los ejercicios de calentamiento para running son similares a los ejercicios de calentamiento que podemos realizar para cualquier otra actividad deportiva, como natación o fitness.

El calentamiento para running debe combinar ejercicios de movilidad articular en rodillas y tobillos, y estiramientos musculares, especialmente en cuádriceps y gemelos. Ya sea para calentar antes de correr o para participar en una carrera, es muy importante que prepares muy bien tus músculos y articulaciones para el entrenamiento.

Ejercicios de calentamiento antes de correr

Existe una gran variedad de ejercicios de calentamiento para correr. La mayoría de estas rutinas se concentran en las articulaciones de las piernas (tobillos, rodillas y caderas), puesto que son las principales protagonistas del running.

No olvides consultar a un profesional si es la primera vez que vas a salir a correr. A continuación tienes un listado de ejercicios de calentamiento antes de correr:

  1. Círculos con los tobillos: realiza círculos con los tobillos manteniendo la punta del pie apoyada en el suelo. Repite los movimientos hacia un lado y luego hacia el otro con los dos pies.
  2. Flexiones y extensiones con las rodillas: apoya las manos en las rodillas y realiza movimientos de flexión y extensión. También puedes hacer círculos con las rodillas manteniendo las manos apoyadas. Repite estos movimientos durante un minuto aproximadamente.
  3. Caderas: coloca las las manos en las caderas y realiza unos diez círculos a ambos lados.
  4. Círculos con los hombros: realiza círculos hacia adelante y luego hacia detrás con cada hombro y luego mueve los dos a la vez. Mueve los brazos hacia delante y hacia detrás, y, para acabar, cruza alternativamente los brazos en dirección horizontal.
  5. Cuello: realiza movimientos con la cabeza afirmativamente (hacia arriba y hacia abajo) y luego hacia ambos lados (derecha e izquierda). A continuación, haz círculos con la cabeza en ambos sentidos. Los movimiento de cabeza han de ser controlados y suaves ya que el cuello es una de las zonas más sensibles.
  6. Carrera suave: una vez finalizado el calentamiento de las articulaciones, realiza unos minutos de trote suave con una respiración controlada. Luego, puedes aumentar la velocidad poco a poco.