10k

Consejos para correr una 10k

0
Recomendaciones para correr una 10k

Cuando decides pasar de correr 5k y aspirar a  hacer una 10k el plan de entrenamiento cambia. Los entrenamientos ahora serán un poco más exigentes, sobre todo si no has pasado por la 5k y te has marcado el objetivo de los 10k al empezar a correr. Por eso has de ser consciente que debes cumplir unos tips básicos para hacer que tu carrera sea la adecuada.

Si eres capaz de seguir una serie de consejos para correr una 10k te resultará más cómodo introducirte en esta categoría del running sin problemas.

Recomendaciones para correr una 10k

Consejos para correr una 10k

Cumplir las recomendaciones para correr una 10k hará que evites ciertos contratiempos. Obviarlas puede significar que estés parado durante un tiempo sin poder practicar running.

Junto con los consejos para correr una 10k  y el entrenamiento de 10k debes escuchar tu cuerpo. La respiración al empezar a correr es un elemento fundamental que tienes que prestar atención. La forma que tengas de respirar te dirá como te encuentras físicamente.

  • Controla los kilómetros que haces. Cuando estés preparando la carrera de 10k no es necesario correr esa distancia en los entrenamientos. Con llegar a entrenar unos 7-8km serás capaz de acabar luego la carrera. En vez de intentar llegar a los 10k en los entrenamientos, es mejor intercalar las salidas con trabajos de cambio de ritmo o fartlecks para ganar ritmo de carrera.
  • Controla tu ritmo. Llegado a este punto sabes cuál es tu ritmo y cuál es tu condición física. Para preparar una carrera 10k de forma óptima has de entrenar unos dos meses. determinado por kilómetro y trata de cumplirlo.
  • Descansa. No sobreentrenes. Si lo haces es más fácil lesionarse. Los descansos son muy importantes en el plan de entrenamiento. Sobre todo los días previos a la carrera. Conforme llega el día de la carrera hay que ser más exigentes con la rutina de ejercicios.
  • Trabaja la fuerza y la velocidad. Correr más kilómetros significa que el cuerpo está expuesto a riesgos durante más tiempo. Trata de fortalecer los músculos de tu tren inferior con pesas o gomas para que sean más potentes y resistentes. Asimismo, trabaja la velocidad mediante intervalos o fartlecks para ganar fuerza de explosión y capacidad anaeróbica.
  • Equípate correctamente. Cuando empiezas a correr ya tienes que tener en cuenta el equipamiento para empezar a correr. Para hacer una carrera de 10k es el mismo, pero insistiendo en la importancia del calzado según la pisada. La ropa deberá ser cómoda y de materiales técnicos.
  • Alimentación e hidratación. Cuando corres una carrera de 10k hay que hidratarse durante la carrera. Habrá puesto de avituallamiento, pero en tus entrenamientos también debes llevar la hidratación pertinente. En cuanto a la comida, será necesario alimentarse con una dieta sana y equilibrada.
  • Estira. Antes y después de cada entrenamiento y carrera. Al inicio junto con un calentamiento te ayudará a activarte. Tras la marcha ayudará a la regeneración de los músculos y evitará sobrecargas.