Correr en cinta para adelgazar

0
Cómo perder peso corriendo en cinta

Muchas de las personas que se deciden a empezar a correr lo hacen para perder peso. Si este es tu caso, debes saber que empezar a correr en cinta es el método más eficaz para perder peso con máquinas. Correr en cinta para adelgazar es eficaz si cumples una serie de pautas.

Correr en cinta y perder peso no es subirse a la máquina y empezar a correr. Quizás si ya has empezado tu entrenamiento verás como no adelgazas o tu progresión es muy lenta. La solución para ello es tener en cuenta todos los factores y detalles que correr en cinta conlleva.

Cómo perder peso corriendo en cinta

Realizar unas cuantas sesiones de cinta a la semana no van a hacerte adelgazar radicalmente y conseguir tus objetivos en unas semanas. Si quieres perder peso corriendo en cinta deberás complementar el ejercicio con un dieta para running apropiada.

Empezar a correr en cinta te ayudará a sentirte mejor y a perder esos kilos de más, pero debes tener en cuenta una serie de detalles. Si prestas atención y cumples correctamente tu plan de entrenamiento para correr, los cambios llegarán pronto. A continuación, te explicamos cómo perder peso corriendo en cinta de la mejor forma posible.

Correr en cinta para adelgazar

  • Mueve correctamente los brazos. Si haces un buen movimiento de brazo, implicarás más músculos y perderás más calorías.  Los brazos coordinan todo el tren superior del cuerpo y deben formar un ángulo de noventa grados. Cuando realices el movimiento de brazo en carrera debes evitar cruzarlos ni ladearlos.
  • Inclínate. Pon la máquina de correr en pendiente. Si la dejas normal, el esfuerzo será mínimo. Colócala de manera que te cueste más realizar la marcha  y pueda dar la sensación de desnivel como si corrieras al aire libre. Perder peso corriendo en cinta será más fácil de esta forma porque tu intensidad y esfuerzo aumenta, y eso es sinónimo de perder calorías.
  • Realiza carreras cortas. Es cinta no es bueno correr más de media hora. Mezcla carreras de alta y baja intensidad en entrenamiento cortos. Conseguirás tonificar músculos y adelgazar.
  • Intensidad antes que distancia. Es mejor entrenar vigilando y dominando todos los aspectos de la carrera (intensidad, técnica, inclinación…) que preocuparse por la distancia. Vas a perder más grasa abdominal si lo haces correctamente que si solo corres por la distancia.
  • No uses pesas. Las pesas van a ayudarte a fortalecer el músculo, no a perder peso. Si entrenas sin peso, correrás más distancia, a más velocidad y con más fuerza. Y como consecuencia, perderás peso con más facilidad.
  • Finaliza el entrenamiento de manera gradual. Si acabas tu entrenamiento de golpe puedes lesionarte. Acaba de entrenar de manera gradual para evitar estar un tiempo parado. Además, ir disminuyendo gradualmente la carrera permitirá estar más tiempo en movimiento. Es decir, más tiempo quemando calorías.