Empezar a correr fondo

0
Correr fondo

Cuando decides empezar a correr fondo es porque ya te has convertido en un experto en el running. Correr fondo significa mejorar los ritmos de carrera, la resistencia y, sobre todo, la distancia. Tu principal objetivo va a ser empezar a correr para llegar a realizar medias maratones, maratones o carreras de fondo.

Empezar a correr fondo significa cambiar tu rutina de entrenamientos. La finalidad ya no es iniciarse en el running, sino ser un experto en esta práctica. La respiración al empezar a correr debería adaptarse también a la carrera.

Consejos para empezar a correr fondo

Correr fondo implica tener mucha preparación previa. Si no sigues un plan de entrenamiento específico puede que tiendas a sobreentrenarte, o a no llegar a los requisitos mínimos. Al igual que hay que seguir una serie de consejos para empezar a correr, con el running de fondo sucede lo mismo.

La dieta también será importante a la hora de empezar a correr fondo. Si eres capaz de seguir los consejos para empezar  a correr fondo, conseguirás que tu entrenamiento sea efectivo.

  • Plan de entrenamiento. Es fundamental. Debe marcarte las pautas que has de seguir para conseguir tus objetivos. En él se incluirán las dietas, ejercicios, descansos… Sin un plan de entrenamiento adecuado difícilmente conseguirás ser un corredor de fondo.
  • Paciencia. Debes marcarte los objetivos a medio-largo plazo. El cuerpo necesita adaptarse primero y meterle prisa sería un error. No conseguirías los resultados antes y hay mayor riesgo de lesión en tu cuerpo.
  • Entrenar en terrenos blandos. Para evitar lesiones. Correr en tierra y/o hierba reduce el riesgo de contratiempos y optimiza los resultados. El asfalto, al ser un terreno duro, puedes provocar problemas si corremos durante largas distancias. Si que es aconsejable entrenar un par de semanas antes de una prueba de fondo en asfalto. Durante la preparación es mejor entrenar en terrenos blandos para nuestro organismo.

Empezar a correr fondo

En caso de empezar a correr en cinta para prepararse una carrera de fondo, estaría bien alternarlo con salidas al aire libre. Entrenar un fondo en cinta podría facilitar la aparición de lesiones.

  • Desniveles. Dentro de los entrenamientos debes buscar subidas y bajadas para acostumbrar al cuerpo a posibles desniveles durante la carrera. Además, te ayudará a fortalecer las piernas y ganar resistencia.
  • Progresión. Hay que saber controlar el ritmo de carrera. Los entrenamientos para empezar a correr fondo deben empezarse con ritmos suaves. Vas a estar durante una distancia considerable corriendo y no has de precipitarte en empezar a correr velocidad. El entrenamiento tiene que ser una progresión constante que vaya de menos a más.
  • Estirar. El calentamiento y los estiramientos son muy importantes. En el caso de los estiramientos sobre todo al final del entrenamiento. Al correr durante largos periodos de tiempo el cuerpo se engarrota, y los estiramientos son un buen método para evitar la contracción del músculo y las lesiones.
  • Disfruta. Aunque se traten de entrenamientos más duros, debes disfrutar corriendo. Si consigues eso, los resultados van a llegar antes y serán mejores.