La lesión en el glúteo del corredor

0
Lesión de glúteo running

Lesionarse al correr es el mayor miedo de los runners porque supone quedarse en el dique seco durante una temporada y frenar tu progresión.

La lesión en el glúteo del corredor suele ser menos habitual que las lesiones de pie o las lesiones en los isquiotibiales. Pero aún así, son muchos los runners que sufren algún pinchazo o dolor en el glúteo cuando salen a correr.

En ocasiones se relaciona la lesión de glúteo con la ciática o el lumbago, pero normalmente se trata de una lesión denominada síndrome del piramidal.

El síndorme del piramidal aparece a consecuencia del pinzamiento o contractura del nervio ciático debido a una contractura o hipertrofia del músculo periforme. Como resultado a esta lesión en el running se produce una inflamación de este músculo.

Causas de la lesión en el glúteo del corredor

La lesión en el glúteo del corredor

El dolor de glúteo suele aparecer por una contractura que deriva en el acortamiento del músculo periforme. Esta molestia suele manifestarse en el corredor a través de pinchazos, quemazón u hormigueos.

Las causas de la lesión en el glúteo del corredor son por un traumatismo, una sobrecarga o por una deficiencia biomecánica.

En el caso del dolor de glúteo por traumatismo aparece por un golpe directo en la zona o por hacer un sobreesfuerzo para evitar una lesión.

La lesión del músculo piramidal por sobrecarga se produce por correr en terrenos duras, falta de estiramientos, entrenamientos por encima de las capacidades del runner y/o por el uso de unas zapatillas de running inadecuadas.

En cuanto a las deficiencias biomecánicas, la lesión en el glúteo surge por una hiperpronación del pie, contracturas en la parte de baja de la espalda, una mala técnica de carrera, entre otros.

Tratamiento de la lesión del síndrome piramidal

El dolor de glúteo en la mayoría de los casos desaparece mediante el reposo, la toma de antiinflamatorios y la aplicación de hielo. Aún así, puedes añadir al tratamiento de la lesión del síndrome del músculo piriforme estiramientos y masajes de tu fisioterapeuta.

En el caso de tratarse de una lesión de glúteo por correr con deficiencias biomecánicas, deberás conocer tu pisada del corredor para hacer una plantillas que se adecúen a tus características.

Un consejo para reducir el dolor del gúteo es tumbarte de lado y dormir con una almohada entre tus piernas. De esta manera conseguirás relajar el músculo piriforme y no estará tenso durante la noche.