Las lesiones de los principiantes en el running

0
Lesiones típicas de los corredores principiantes

Al empezar a correr muchos runners no son conscientes de la preparación que requiere este deporte. El running va más allá de calzarse unas deportivas y ropa de chándal y salir a correr. Si no se siguen una serie de consejos para empezar a correr aparecerán los contratiempos.

Las lesiones en el running son uno de los principales contratiempos que surgen en los principiantes.  La falta de estiramientos, la inexperiencia, una mala técnica de carrera… son alguna de las causas por las que los runners principiantes tienes que parar de practicar el running.

Las principales lesiones de los principantes en el running se dan en la zona del tren inferior y las zonas de carga del cuerpo. Es por eso que rodillas, tobillos, pies, cadera y lumbares, junto con sus músculos y articulaciones son los que más sufren los daños de los corredores nóveles.

Consejos para evitar lesiones en los corredores principiantes

Las lesiones de los principiantes en el running

Saber cómo prevenir lesiones en el running es muy importante para la consecución de tus objetivos. Por eso no debes precipitarte a la hora de salir a correr.  Lo más aconsejable es seguir unos consejos para evitar lesiones en los corredores principiantes, ya que te va a ayudar a conseguir mejores resultados y a no incitarte al abandono. Practicar running de manera responsable te proporcionará numerosos beneficios si sigues una serie de recomendaciones:

  1. Escucha tu cuerpo. Cuando estés corriendo si notas algún tipo de molestia o dolor no lo dejes pasar. Por muy pequeña que sea la molestia puede tratarse del inicio de una lesión. Escucha a tu cuerpo y deja de correr cuando te lo pida. El sobreesfuerzo hará que tu lesión se desarrolle con mayor facilidad.
  2. Fortalece músculos y articulaciones. Realiza entrenamientos complementarios al running para que tus músculos y articulaciones -sobre todo el tren inferior-, se fortalezca y aguante los impactos de la carrera sin complicaciones.
  3. Usa una zapatillas adecuadas. Las zapatillas de running son el elemento fundamental para correr. Si no compras unas zapatillas que se adapten a tus exigencias tarde o temprano llegarán las lesiones.
  4. Calienta. Sirve para que el cuerpo entre en calor y se vaya preparando para la actividad física. Realiza algíun ejercicio de cardio y estiramientos antes de empezar a correr.
  5. Estira. Sobre todo después de correr para favorecer la recuperación. Pero también estira aunque no vayas a salir a correr. Los estiramientos ayudan a ser más flexible, lo que se traduce en un menos riesgo de lesión.
  6. Recupera. No corras todos los días. Debes darte días de descanso entre entrenamientos para que tu cuerpo se recupere. Sobre todo si eres principiante y no estás acostumbrado a correr.