Las lesiones de rodilla del corredor

0
Lesiones de rodilla al correr

La rodilla amortigua la mayoría de los impactos o pequeños golpes que son consecuencia directa de la práctica del running. Tener una técnica inadecuada, no usar las zapatillas de running correctas, correr por superficies duras o haber tenido lesiones previas son algunas de las principales causas  por las que pueden aparecer las lesiones en la rodilla del corredor.

El cuerpo suele dar avisos antes de que realmente una molestia se convierta en una lesión con mayores consecuencias para tu cuerpo. Por ello, si eres runner y el running es tu deporte, escucha a tu cuerpo para poner freno a los dolores. Porque muchas veces un pequeño chasquido en la rodilla es el primer síntoma de que una lesión está cerca.

Las lesiones más frecuentes en la rodilla del corredor

Las lesiones de rodilla del corredor

Al igual que el codo del tenista, es frecuente oír hablar de “la rodilla del corredor” para referirnos a una de las lesiones en el running habituales. Dentro de los dolores de rodilla puedes encontrar las lesiones más frecuentes en la rodilla del corredor: la tendinitis rotuliana y el síndrome de cintilla iliotibial.

La tendinitis rotuliana

No sólo es una la lesión de rodilla muy frecuente en corredores, sino también personas que practican otros deportes en los que las rodillas desempeñan un papel fundamental. El principal síntoma de la tendinitis rotuliana es un dolor agudo en la cara anterior de la rodilla (en el tendón), durante el ejercicio, pero sobre todo al doblarla. Además de una sensación de rigidez después de un entrenamiento o carrera.

Para evitar esta lesión es imprescindible tener una buena musculatura en el cuádriceps, además de evitar el sobreentramiento y realizar correctamente los estiramientos antes y después de practicar running. Incluso puedes usar una cinta rotuliana a la hora de salir a correr.

El tratamiento de la tendinitis rotuliana combina el reposo, la aplicación de hielo para disminuir la inflación en el tendón, la toma de antinflamatorios o sesiones y ejercicios de fisioterapia.

El síndrome de la cintillia iliotibial

Tiene como principal síntoma la aparición de dolor en la cara externa de la rodilla además de hipersensibilidad. Si no se trata, esta lesión puede producir un dolor muy intenso que impide la práctica del running.

El síndrome de la cintilla iliotibial puede aparecer en los runners por varias causas, pero la relacionada con la pisada del corredor -concretamente ser hiperpronador-, es una de las más frecuentes así como diferencias en la longitud de las piernas.El dolor aparece cuando cada vez que se flexiona y extiende la rodilla, la cintilla roza la articulación, dando lugar a este síndrome.

El tratamiento de la cintilla iliotibial consiste en la elongación de la misma para reducir el roce. Fortalecer los isquiotibiales junto con la realización de estiramientos específicos son formas de prevenir y tratar esta lesión de la rodilla propia del running.

Otras de las lesiones de rodilla del corredor que pueden aparecer son la rotura del menisco o los ligamentos cruzados. En caso de que como runner te aparezcan estos dolores de rodilla deberás acudir a un especialista para tratar la lesión; e incluso será necesaria  una intervención quirúrgica.