Lesiones al correr en cinta

0
Peligros de correr en cinta

Cuando te inicias en el running hay que ser conscientes tanto de las ventajas como de los riesgos de este deporte. Y uno de los riesgos de empezar a correr es lesionarte. Por eso tienes que ser prudente y tratar de prevenirlas. Si sigues tu plan de entrenamiento para correr correctamente, los riesgos de lesión serán mínimos.

Al empezar a correr en cinta debes de ser igual de consecuente. Algunas de las lesiones al correr en cinta son diferentes, pero no por ello se pueden dejar de vigilar. Las lesiones más habituales al correr en cinta son musculares o lumbares.

Riesgos de correr en cinta

Correr en cinta no significa que vayas a lesionarte. Es más, correr en cinta durante media hora al día, es bueno para es sistema cardiovascular. Aún así, debes ser consciente de los riesgos de correr en cinta y las lesiones que puede producirte. Conoce las posibles lesiones y trata de evitarlas.

Las lesiones al correr en cinta son sobre todo musculares. Lo que te llevará a unos tiempos de recuperación más largos. Aprende a reducir el riesgo de lesión para sacar el mayor beneficio de tus entrenamientos.

Lesiones al correr en cinta



  • Tendinitis en el tibial anterior. Se produce al no colocar la cinta con la inclinación correspondiente (entre 2 y 4 grados). Si dejas la inclinación de base, a parte de no simular la carrera al aire libre, facilitas el desplazamiento hacia atrás del pie de apoyo. Lo que provoca una sobrecarga y la aparición de estas molestias.
  • Problemas lumbares y de cadera. Se producen por una incorrecta técnica de carrera. Cuando la cinta de correr está en movimiento, la pierna hace un gesto involuntario hacia atrás con la cadera, y debería hacerse con los glúteos. Este problema hace que corras con la espalda arqueada y aparezcan los problemas lumbares y las sobrecargas de las caderas. Un buen trabajo de abdominales y la técnica correcta te ayudarán a disminuir este problema.
  • Problemas de espalda. Con la vibración de la cinta de correr la espalda se va sobrecargando. Si corres durante mucho tiempo y no recuperas correctamente pueden aparecer los dolores de espalda.
  • Fascitis plantar. Se produce por las constantes repeticiones que haces con este aparato. Al repetir durante un determinado tiempo el mismo movimiento, el pie puede estirarse y desgarrarse. Cuando la planta del pie se distensiona, se habla de fascitis plantar. Para recuperarse de esta lesión es necesaria la rehabilitación, y en algunos caso intervención quirúrgica.
  • Sobrecarga muscular. Se produce por la monotonía de correr en cinta o por una técnica inadecuada. Debido a la falta de variedad que ofrece la cinta de correr, los músculos pueden congestionarse y sobrecargarse.

Lesiones en la rodilla al correr en cinta

Las lesiones en la rodilla al correr en cinta son de las que más cuesta recuperarse. La rodilla es una articulación que no dejamos de ejercitar durante la actividad física. Por lo que lesionarte es uno de los riesgos de correr en cinta. Siempre y cuando no se entrene bien ni se tomen las precauciones necesarias.

Estas lesiones de rodilla pueden aparecer por la sobreexplotación de la articulación. Al correr estás trabajando siempre la rodilla, por lo que la tensión está siempre presente en la articulación. Como consecuencia se pueden producir irritaciones e inflamaciones. Para evitar estas lesiones, será necesario calentar correctamente y no pasarse con los tiempos de entrenamiento.

Saber más sobre las lesiones deportivas