Lesiones al correr en montaña

0
Cómo evitar las lesiones al correr en montaña

Correr por montaña requiere de una preparación mayor que hacerlo por asfalto. Debido al terreno, el trail running puede resultar lesivo con mayor facilidad ya que los factores externos pueden resultar más peligrosos.

Cuando decides empezar a correr -sea cuál sea el terreno-, debes saber que las lesiones en el running son un factor de riesgo que te va a acompañar durante toda tu vida de runner. Aún así, en tus manos está reducir los riesgos de lesión.

Si te gusta el trail running y salir a correr por la naturaleza, descubre cuáles son las lesiones al correr por montaña más comunes y cómo puedes evitarlas.

Lesiones típicas al correr por montaña

Lesionarse es el principal miedo de todo corredor. En el caso del trail running,  las lesiones típicas al correr por montaña pueden aparecer por diferentes factores. No todo depende de la condición física y el equipamiento para correr, también juega un papel muy importante el terreno. Asimismo, se podría dividir en cuatro los orígenes de las lesiones en montaña:

  • Sobrecargas musculares. Se producen cuando realizas constantemente entrenamientos por encima de tus posibilidades. Esforzarte por encima de tus capacidades va a derivar en sobrecargas musculares e incluso, roturas fibrilares.
  • Lesiones fisilógicas. Antes de empezar a correr trail running debes saber si reúnes las condiciones físicas necesarias para evitar contratiempos. Algunas de las lesiones en el running que pueden aparecer debido a la falta de preparación o por falta de hidratación durante la práctica, son las lesiones musculures y los espamos.
  • Lesiones traumáticas. El terreno de montaña es irregular e imprevisble. Como consecuencia pueden aparecer lesiones como caídas, torceduras (rodillas, tobillo), o golpes.
  • Lesiones ambientales. Van con el entorno. Por ejemplo, a causa de las fuertes rachas de viento en la montaña podrían aparecer contracturas.

Cómo evitar las lesiones al correr por montaña

Lesiones al correr en montaña

A ningún runner le gusta estar parado por una lesión. La preparación, el conocimiento de las zonas y la experiencia son factores que reducen el riesgo de lesión en el trail running.  Además, seguir una serie de consejos para saber cómo evitar las lesiones al correr por montaña te ayudará a conseguirlo.

  • Sobrecargas musculares. Evitar este tipo de lesión pasa por tener una capacidad de resistencia acorde a tus entrenamientos. Para conseguirlo, combina entrenamientos de fuerza con los de resistencia.  Al acabar, estira siempre. De esta manera conseguirás una correcta movilidad articular y mejorarás tu flexibilidad.
  • Lesiones fisiológicas. Una dieta equilibrada y una buena hidratación son muy importantes a la hora de realizar ejercicio. No respetarlo, puede traducirse en sobrecargas y roturas de fibras.
  • Lesiones traumáticas. Para evitar este factor de riesgo basta con mantener la concentración, conocer el terreno y realizar ejercicios de propiocepción.
  • Lesiones ambientales. Estudia la meteorología y el terreno antes de iniciar tus salidas. La correcta planificación puede acabar con estas lesiones.