¿Cómo empezar a correr desde cero?

0
Aprende a correr desde cero

Empezar a correr no es fácil ni cómodo, sobre todo si no tienes la forma física adecuada. Pero no hay porqué preocuparse. Cualquier persona puede empezar a practicar el running sin haber practicado otro deporte anteriormente. Todo pasa por definir un buen plan de entrenamiento para correr y tu motivación. El objetivo será no abandonar tras el primer día y engancharte a la moda del running.

Uno de los métodos más efectivos para saber cómo empezar a correr desde cero y evitar caer en errores de principiantes y un futuro abandono es probar el plan CACO. Este entrenamiento consiste en alternar caminar con correr. Andar unos 10-15 minutos y correr entre 1-2 minutos. Así de simple. De nada te servirá correr media hora el primer día y no volver a hacerlo hasta tres días después por cansancio o lesión.



Pasos para correr desde cero

Adentrarse en el mundo del running si empiezas a correr desde cero requiere un proceso de aclimatación. Si a tu sesión inicial le unes caminar con algunos minutos de trote, en unos días empezarás a notar el cambio. Con la progresión adecuada esos pocos minutos corriendo pasarán a ser muchos con el paso de las semanas. Solo has de insistir en tu rutina de entrenamiento correctamente.

Empezar a correr desde cero

Hay que seguir una serie de pasos para correr desde cero para ir adaptando el cuerpo a unos nuevos hábitos deportivos a los que no está acostumbrado. El primer día no se puede forzar. Está prohibido. La carrera debe ser suave, sin exprimir el cuerpo. Así conseguirás evitar -o al menos reducir-, las agujetas del principio, las lesiones musculares y  los abandonos.

Otra de las claves serán los estiramientos para correr. Los estiramientos te ayudarán a activar los músculos antes de empezar, y a evitar que se queden contraídos tras el entreno. Esto te ayudará a no querer abandonar un día después de empezar a ser un runner. Además, los estiramientos favorecerán la regeneración de tus músculos en los periodos de descanso.

La alimentación y la hidratación también juegan un papel muy importante en tu nueva vida como runner. Seguir las recomendaciones de una dieta para running junto con el seguimiento de tu plan de entrenamiento para correr te ayudarán a conseguir resultados más rápidos.

Ser constante, tener una buena rutina de entrenamiento y estar motivado te ayudará a empezar a correr desde cero y engancharte.