Consejos para respirar al empezar a correr

0
Recomendaciones para respirar al empezar a correr

Respirar correctamente es la clave para empezar a correr y conseguir tus objetivos con mayor facilidad. Si sigues una serie de consejos para respirar al empezar a correr todo te será más fácil.

La respiración al empezar a correr debe formar parte de tu plan de entrenamiento para correr a través de ejercicios. Una buena rutina de entrenamientos incluirá los ejercicios que puedes practicar.

Recomendaciones para respirar al empezar a correr

Correr es una acto innato, al igual que respirar. Pero coordinar la acción de correr con las respiración no es algo que se sepa hacer al nacer. Por ello es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones para respirar al empezar a correr. Solo así conseguirás aplicar correctamente la respiración a tu nueva vida runner.



  • Respira por el diafragma. Es lo primero que debes tener en cuenta. La respiración no tiene que ser pulmonar, sino abdominal. Si no sabes respirar con el diafragma, túmbate en el suelo y mira como es el abdomen el que realiza movimiento y no el pulmón. Aplica este movimiento luego a tu carrera.
  • Respira por la nariz y la boca. No hay porqué elegir. Se puede aplicar la respiración a través de ambos. Las primeras veces es más fácil respirar con la boca porque podemos recoger más aire. Aunque respirar por la boca es lo más aconsejable las primeras veces, se puede realizar con la nariz o ambas.

Consejos para empezar a correr

  • Realiza respiraciones cortas y poco profundas. Cuando respires al correr trata de hacer de manera superficial y con respiraciones cortas. Si no, no serás capaz de correr durante períodos largos. Intenta que el aire de tus respiraciones sea limpio y cargado de oxígeno.
  • Escucha tu respiración. No te sofoques ni te alteres. Tienes que ser constante en tu ritmo. No ir a más y frenar a los pocos minutos. Si no te sientes cómodo reduce tu ritmo de carrera.

El ritmo de carrera tiene que hacerte sentir bien. Dependiendo de tu estado podrás aplicar la respiración cada dos zancadas o cada tres.

  • Cuidado con el flato. Si realizas una mala respiración durante tu salida puede aparecer el flato. Para evitarlo deberás disminuir el ritmo de carrera y presionar sobre la zona dañada. Además has de realizar inspiraciones más profundas para bombear con la respiración diafragmática.
  • Prueba de la conversación. Cuando salgas a correr debes mantener un ritmo en el que puedas mantener la carrera sin sofocarte. Si no lo consigues es porque debes bajar tu ritmo de carrera.

Sobre el autor

Juan Fran Delgado

Graduado en Periodismo por la Universitat Jaume I de Castellón y Máster en Comunicación y Branding Digital por la Universidad Cardenal Herrera-CEU, soy redactor en GuiaFitness desde el año 2016 y me declaro un apasionado del fútbol. Acerco la información deportiva a las personas para ayudarles a conseguir sus objetivos.


83 artículos