El viento helado, el suelo húmedo, la posible nieve...Cuando comienza el invierno salir a correr se nos hace más cuesta arriba. Pero...¡Basta de excusas! En esta sección encontrarás consejos y trucos sencillos para que salir a correr en invierno no sea tan complicado.

¿Cómo empezar a correr en invierno?

Empezar a correr cuando hace frío te resultará menos complicado si estás preparado y realmente tienes ganas. Sabemos que en casa se está muy bien y muy calentito pero debes dejar a un lado las excusas y decidirte por salir a correr. Pero no sin antes informarte sobre cómo correr cuando hace frío para estar bien preparado y no fallar en el intento.

Si no partes desde cero y ya eres todo un runner, cuando empieces a correr con frío no debes esperar los mismos resultados que cuando correr el resto del año, al menos al principio. Hasta que no encuentres tu propia manera de correr en invierno y te sientas a gusto es mejor que no compares resultados. Es algo normal, así que no te preocupes. Verás como poco a poco iguales, e incluso mejoras, tus marcas.



Si eres runner novato o quieres empezar a correr puede que correr con frío te resulte un poco complicado que empezar a correr en verano, debido principalmente a las condiciones atmosféricas. ¡Pero no te desanimes! Comenzar a correr conlleva una adaptación, necesitarás aprender todos los conceptos básicos sobre cómo correr y después adaptarlos para poder correr con frío sin problemas. Pero, con un poco de esfuerzo, estamos seguros de que lo conseguirás.

Consejos para empezar a correr con frío

Cierras la puerta de casa, empiezas a correr en el exterior, notas el frío viento, la cara helada, el calor de tu cuerpo...Y a los diez minutos te preguntas: ¿Por qué estoy haciendo esto? Y entonces es cuando vuelves a casa y tardas mucho en volver a recoger valor para volver a salir a correr.

Salir a correr en invierno es un poco más complicado para algunos, pero si sigues estos consejos para empezar a correr con frío estamos seguros que querrás salir siempre y no te supondrá un problema.

  • Fíjate unos objetivos claros y reales. Con ellos en la cabeza te costará menos salir a correr y verás tu progreso.
  • Sal a correr en las horas en las que no haga tanto frío. Preferiblemente a media mañana o después de comer.
  • ¡Busca compañía! El factor social te ayudará a salir a correr sin importar las condiciones climáticas.
  • Cuenta con un buen equipamiento para hacer running en invierno. Una buena ropa para correr cuando hace frío es la clave para estar a gusto.
  • Empieza siempre con un calentamiento.

Si sigues estos consejos e indicaciones estamos seguros que disfrutarás de todos los beneficios de correr en invierno. ¡Vas a querer salir todos los días!