Lesiones al correr en la playa

0
Cómo evitar las lesiones al correr por la playa

Salir a correr por la playa es beneficioso para tu organismo. Realizar ejercicio sobre la arena del mar puede ayudarte a liberar estrés, a activar tu flujo sanguíneo y a tonificar y fortalecer tus músculos. Siempre que no lo conviertas en una rutina.

Pese a los beneficios que tiene correr en la playa, si se convierte en una práctica habitual puede convertirse en una actividad perjudicial y provocar lesiones en el running en talones, arcos del pie y tobillos, sobre todo.



Las lesiones ocasionadas por correr en la playa se producen por el desnivel del terreno. La arena de la playa no es recta, por lo que obliga al corredor a realizar una pisada incorrecta y antinatural que puede traducirse en una lesión al correr en la playa.

Las sobrecargas musculares son otras de las lesiones al correr en la playa que podrían aparecer ya que el esfuerzo y la intensidad es mayor en la arena de la playa que en otras superfícies.

Cómo evitar las lesiones al correr en la playa

Lesiones al correr por la playa

Correr en la playa es posible. Da igual si vas a empezar a correr o eres un runner experto, tan solo debes seguir una serie de consejos y  reducir el riesgo de lesión para que se trate de una práctica satisfactoria. Descubre cómo evitar las lesiones al correr en la playa con algunas recomendaciones:

  • Distancias cortas. Si quieres salir a correr por la playa, no te marques objetivos de medias y largas distancias. Tu plan de entrenamiento para correr debe incluir distancias cortas que puedan realizarse sin un sobreesfuerzo. En el momento que notes algún tipo de molestia o cansancio, para y acaba tu entrenamiento andando.
  • Ritmo suave. Los constantes desniveles de la arena podrían suponer una lesion al correr en la playa si vas muy rápido. Sobre la arena, tu ritmo debe ser suave.
  • Mismo recorrido de ida y vuelta. Debido al desnivel, si no realizas el mismo recorrido en ambas direcciones, podrías provocarte una lesión de cadera.
  • Corre por la orilla. Es la zona de la playa más compacta debido al contacto constante con el agua. Las zonas blandas son las zonas donde más lesiones al correr en la playa hay: sobre todo torceduras. En el caso de querer correr por el agua, has de hacer tiradas cortas para no lesionar tus gemelos.
  • Usa zapatillas. El pie no tiene la forma de la arena de la playa, por lo que unas zapatillas de running con poco peso y buena amortiguación sería lo más recomendable.