Lesiones al correr sin calentar

0
Correr sin calentar

A la hora de establecer un plan de entrenamiento para correr debes ser capaz de cumplir todas sus indicaciones: entrenamientos, descansos, estiramientos, dietas y calentamientos. Es necesario cumplir con cada uno de ellos para garantizar los mejores resultados.

El calentamiento previo al running es importante porque sirve para activar al cuerpo de cara al ejercicio. Aún así, hay muchas personas que se saltan este paso previo a empezar a correr y se sumergen directamente en la propia actividad.

Salir a correr sin calentar es perjudicial para tu cuerpo ya que lo expone a posibles lesiones. El calentamiento sirve para reducir el riesgo de lesión y activar al cuerpo hacia el esfuerzo que va a realizar. Saltarse este paso deja a tu organismo expuesto a cualquier contratiempo.



Las lesiones al correr sin calentar suelen ser frecuentes, sobre todo en corredores principiantes.

Para qué sirve calentar antes de correr

Lesiones al correr sin calentar

Saber para qué sirve calentar antes de correr es tan sencillo como que el calentamiento sirve para que el cuerpo pase de su fase de reposo a una fase de activación sin riesgo de lesionarse.

Con el calentamiento vas a conseguir que en tu cuerpo se activen una serie de funciones musculares y fisiológicas:

  • Funciones respiratorias. Con el calentamiento vas a conseguir abrir tus pulmones y conseguir que haya una mayor ventilación pulmonar. De esta manera te fatigarás menos durante la actividad física.
  • Funciones cardiovasculares. Aumenta el volumen de eyección, así como las pulsaciones; de manera que la sangre es capaz de llegar a los músculos con mayor fluidez.
  • Funciones neuronales. Actica el sistema nervioso. De esta manera conseguirás una mayor coordinación y ejecución a la hora de realizar tu ejercicio.
  • Funciones psicológicas. Te va a ayudar a ir mentalizándote en lo que va a ser el entrenamiento. El calentamiento va a ayudarte a esforzarte más durante el ejercicio.
  • Funciones musculares. El calentamiento prepara los músculos y articulaciones y hace que aumente la fuerza de contracción.

A la hora de realizar el calentamiento  con 10-15 minutos será suficiente para activar tu organismo. En él deberás realizar estiramientos en estático, seguir con la movilidad articular y acabar con sprints a una intensidad media-alta. De esta manera, con el calentamiento antes de correr conseguirás activar tu cuerpo para la actividad física que vayas a realizar y, además vas a prevenirlo de poder sufrir lesiones o contratiempos que te aparten de las pistas de entrenamiento durante una temporada.