¿Vas a correr una media maratón por primera vez? La media maratón es una prueba de running con una distancia considerable. Para acabar los 21km que tiene la carrera es necesario cumplir un plan de entrenamiento para correr específico. Este será más duro que en otras distancias, y te ayudará a coger el impulso de cara a un posible maratón o velocidad y resistencia para carreras más cortas.

Entonces, ¿cómo preparar una media maratón? Cuando te planteas correr una media maratón el objetivo suele ser conseguir hacer la carrera en un tiempo determinado. Aunque también puedes tener como meta simplemente acabarlo. La 21k es una distancia que no te marcas al empezar a correr. Ya eres un runner experimentado, por lo que puede que le des más importancia al tiempo.

¿Qué es una media maratón?

Correr media maratón

Saber qué es una media maratón implica relacionarlo con el tiempo. Una media maratón en una carrera que dura entre hora y media y más de tres. Si quieres ser capaz de acabarla, hacerlo con un ritmo constante y no parar a mitad de prueba, has de cumplir una rutina de trabajo que desarrolle específicamente tu resistencia y fuerza. Mejorar la capacidad pulmonar y fortalecer músculos y articulaciones van a ser clave para conseguir tu objetivo.



Para conseguir acabar una media maratón hay que ser constantes con los entrenamientos. Tratar de combinar los días de entrenamiento a tu gusto hará que retrases tu preparación. Junto con seguir el plan de entrenamiento, debes aprender a saber estar incómodo por si te da un bajón durante la carrera, a cuidar tu dieta, el ritmo de carrera... Has de tener en cuenta una serie de tips que pueden llevarte al éxito o al fracaso.

¿Cómo preparar una media maratón desde cero?

Correr media maratón

Aprender a cómo preparar una media maratón desde cero pasa por tener un plan de entrenamientos y ejercitarse 5 días a la semana. No han de ser consecutivos y se deben establecer dos días de descanso. Los descansos son para que el cuerpo se recupere de los entrenamientos. Por lo tanto no puedes realizar ningún tipo de ejercicio. Si no se respetan los descansos se podría llegar a un sobreentreenamiento y los riesgos que esto tiene. Ya sea en forma de lesiones o abandonos.

En dos meses puedes prepararte para una media maratón. Si divides tus entrenamientos en tres fases con un programa base, el entrenamiento específico y el plan de reducción, puedes llegar con la forma óptima. Para ello tienes que ser capaz de entender todo lo que envuelve a esta distancia.